Espacio de reflexión, inspiración y motivación

21/5/17

Dedica el tiempo a mejorar!

Quien no ha criticado alguna vez en su vida?

Ay … pues yo sí!, críticas constructivas y criticar por criticar, y  aunque no es una actividad que haga con afán y continua y constantemente... cuando lo he hecho no he tenido buena conciencia.... pero sí, me he visto envuelto en ese momento, he sentido incomodidad, pero sin más se ha quedado en un acto aislado, no es mi forma de vivir.



Criticar, nos permite realizar juicios sobres las cosas, o situaciones, y de hecho en realidad, es ofrecer una información clara y directa sobre la situación, decir lo que se opina con respeto y asertividad, de manera que se diría que es una crítica constructiva.

Tengo que decir, que me encuentro en ese grupo de personas que son directas y claras y tratan las cosas con tacto y asertividad, y me fijo en lo mejor de las personas, eso me hace feliz, y no le doy la importancia que tiene, ya que en mi vida lo mas importante, es que lo más importante sea importante, y no son atender a las críticas, sentir ofensas por ellas , porque relativizo las cosas.

”Criticonear” un deporte de moda, es decir criticar por criticar, cuando llega a oídos de esa persona, daña, por lo general...en todo caso dependen de quien ejerza esa crítica, del grado de confianza, o unión que tenías con esa persona, puede molestarte más o menos, o más bien en mi caso nada de nada. También si lo obvias todo, es como aquel dicho, las críticas puede, engrandecer al que las recibe, y el que crítica proyecta una vida tan insulsa que tiene esa necesidad de sentirse vivo.

No comprendo a esas personas que se pasan la vida criticando a terceros y a todo, estarán muy aburridas, o son muy negativas y por tanto no son felices...es que no pueden ser felices. Tienen esa necesidad de hacer daño, y seguro que no son ni conscientes, por no decir que creo que proyectan infelicidad, y en realidad como se ven a si mismo y por tanto como es su personalidad, reflejan vacíos personales, ansias, envidias, deseos ocultos, problemas no superados, y no son buenas, porque generan sinergias negativas, ambiente enrarecido y tóxico.

Los criticones, prejuzgan, juzgan sin más sin ponerse en los zapatos de los demás, sin entender porque, o simplemente tratar de ver lo mejor. Pero es que, resulta que lo mejor de las personas, las bondades, las acciones altruistas, también es criticable en tono envidiable, entonces....Hiuston tenemos un problema  y muy gordo, porque no reconocer lo bueno de los demás es no saber ser feliz.

En todo caso juzgar y criticar a una persona, no define a una persona, te define a ti mismo: Si no queremos que hagan lo mismo con nosotros no deberíamos juzgar a los demás sin un conocimiento previo. Los prejuicios a veces pueden hacer que nos quedemos sin conocer a personas maravillosas.Yo, ante esto  respondo: cuando alguien juzgue tu camino prestale tus zapatos.

Criticar por criticar es juzgar, descalificar con la intención de desacreditar y degradar y no deja de ser una proyección de lo negativo que son y se sienten cómodos de ver los defectos de los demás, gratificados por esa sensación. Obviamente, vivir así debe ser muy triste y debió recibir muchas críticas en su infancia, adolescencia..., y la desdicha ha tenido que ser su fuente constante de vivencia.

Imagino, el día a día de esas personas, tristeza, enojo, y vivir con mucha, mucha envidia, y con todo esto no pueden mantener buenas relaciones, y no podrán confiar en nadie, ni ser naturales, o espontáneos, y ese comportamiento es dañino para los demás, ya que no es sano, y se crean ambientes pesados y tóxicos y tarde o temprano llegan los conflictos. En definitiva un infeliz de la vida que debe conocerse y reconciliarse consigo mismo, que cuando se ame, sabrá amar a los demás.


Zapatos que tratan de mejorar y ser Feliz!

No hay comentarios:

Publicar un comentario