Espacio de reflexión, inspiración y motivación

13/10/17

Viajar: Quiénes somos durante y después de viajar?

Las cosas, las experiencias y todas las personas que nos rodean nos ”afectan”, nos influyen, condicionan de forma positiva o negativa y nos hacen ser quienes somos. Somos quienes somos y es producto de la educación recibida, de las relaciones que mantenemos y de la labor y trabajo interno que hemos y vamos haciendo a lo largo de nuestra vida.

Una de las experiencias y acciones en esta vida que nos hace ser quienes somos y ser más conscientes es  el "Viajar".



Viajar nos reporta experiencias muy positivas y variadas, nos aporta aprender muchas emociones y acumular muchos sentimientos, hablo de lo que he vivido viajando.

Nos permite conocernos, nos ofrece beneficios en definitiva nos puede llegar a cambiar la vida y  parece que todo mejora viajando, el humor, y lo problemas ya no son…además luego siempre queda el recuerdo de esos grandes sueños conseguidos.

Dejar nuestra famosa zona de confort para aventurarnos a experiencias nuevas y romper con la rutina diaria no es nada fácil, pero vale la pena, aventuras finalizadas con grandes retos conseguidos, verdad?

Cuando era pequeña leía libros emmarcados en otros paises y lugares, y veía documentales de lugares de los que entonces yo sólo podía soñar, pensaba que era maravilloso el mundo y me tenía que conformar con conocerlos en la distancia mediante la guías y experiencias de los demás, pero en cuanto puedo, trato de hacer alguna escapada, excursión, viaje, para poder disfrutar de las maravillas del mundo, de sus ciudades, pueblos, campos, conocer a otras personas… y poder permitirme crecer y tener experiencias maravillosas, y me doy cuenta que no hay límites para hacer lo que uno quiere, tan solo es necesario romper y salir de la zona de confort.

Viajar me permitió salir de mi zona de confort, tener más consciencia de todas las posibilidades que permiten la vida y vivir el presente, ya que estamos tan en alerta que no nos permite pensar en el pasado o futuro. Estamos mas despiertos de nuestro presente y nuestras posibilidades, y parece que todo corre más lento y los días se hacen más intensos, tengo la impresión que un día parece una semana y una semana un mes, y además me quedo con esa sensación intensa de estar viviendo otra vida.

Crece tu  confianza, a pesar de las dificultades que pudieras encontrarte como puede ser el idioma, o no encontrar la ruta, pero te armas de valor, salen recursos de supervivencia que te empoderan y te hacen sentir poderoso, potenciamos  nuestra capacidad para reaccionar toda nuestra energía para superar los nuevos retos que nos ponen en nuestro camino el nuevo día y resolvemos de forma positiva y nos hace sentir genial, nos adaptamos porque nos permite ser flexibles. SI tomamos consciencia durante el viaje de todo podemos tener un gran aprendizaje y ver que nos permite crecer.

Viajar nos desinhibe, salimos de la rutina, nos abre la mente y nos transformamos. Nos convertimos en personas mucho más tolerantes y respetuosas, generosas y valoramos el día a día. Nos aporta muchos beneficios viajar. Una vez viajas es como una adicción, sin contraindicaciones que mejora nuestra estado anímico y además nunca tendrás suficiente.

Desarrollamos nuestra empatía y capacidades de habilidades comunicativas y sociales. Pero sobretodo nos abre a nosotros y nos permite conocernos mucho más profundamente y ser conscientes de nosotros y de todo lo que valemos y podemos dar de nosotros. En definitiva viajamos a nuestro interior, salimos de la zona de confort y crecemos.

No existe un viaje perfecto, ya que creo que existen tantas fórmulas de viajar como personas somos, pero está claro que nos permite oxigenarnos de la rutina salir de nuestra zona de confort y repito crecemos.
Leí una vez que viajar es añadir vida a la vida, y es una gran verdad, sea un viaje largo o una salida, viajar nos permite crecer y somos más consciente de nuestro poder interno.

Y me pregunto, por qué no podemos ser conscientes en nuestro viaje diario del día a día y tener la misma predisposición, si es tan positivo viajar?  Entiendo que conocemos personas distintas que nos hacen crecer, y lugares nuevos, pero no creo que tengamos que viajar para saber y ser como somos fuera de nuestro hábitat diario.

Así dado que muchas veces no podemos viajar por cuestiones económicas, y dejo de lado por supuesto nuestros miedos a salir de la zona de confort, pero creo que deberíamos VIAJAR, como sinónimo de lo que se siente viajando, así, creo en ese viaje, es decir, viajar cada día que nos despertamos al amanecer y empezar un nuevo día deberíamos tener la misma predisposición que cuando viajamos, no os parece? Por qué no?.

Quizás, es un reto tremendo, conseguir esto cuando uno está en su lugar habitual, haciendo su vida cotidiana donde todo es más predecible y controlable, y nos dejamos llevar, pero ahí es más fácil olvidarnos de nosotros mismos, no?. Pues no puedo hacer otra cosa que animaros a que se puede emprender otro viaje diferente, un viaje interior, donde no hace falta cambiar de sitio para aumentar la consciencia. Lo que pasa es que a veces no es fácil , em realidad debes armarse de mucho valor y cuesta hacerlo cuando llevamos tanto tiempo metidos en la misma dinámica de vida, y por eso un viaje exterior puede ser un buen impulso para comenzar uno interior que nos lleve hacia nosotros mismos; al menos así lo experimenté yo hace muchos años y ahora tomo mi día a día como una aventura nueva porque es así, en la que me dejo llevar.

Así pues porque no transformar nuestras rutinas diarias en una forma de viaje  diario? A caso no se aprende cada día, y no viajamos cada día?.

Zapatos Rojos Mágicos viajeros! 

Estudiante de Psicología y Multiapasionada.