19/2/18

Transformación de Oruga a Mariposa

Hace muchos años, tantos como 15, recurrí a un Psicólogo, si siiiii, en realidad, no fue una terapia paciente-psicólogo, que si lo hubiera sido, lo diría, pero en esa ocasión, me ayudó como coah-coachee, ya que no iba a resolver ninguna dolencia o patología, en realidad iba buscando respuestas, respuestas que estaban en mí:

He sido muy independiente y autodidacta siempre, pero tenía claro que necesitaba resolver dolencias del pasado, para verme en el presente y poder mirar hacia el futuro y tomé la decisión de coger las riendas de mi vida. Hice una reflexión profunda y honesta conmigo misma, debo decir que en ciertas épocas hago actualizaciones sobre mí, pero en ese momento pedí ayuda, y me  siento muy agradecida a mi por dejarme ayudar, y a las sesiones de conversaciones y escucha con la psicóloga, y sus oportunas e inoportunas preguntas, que me ayudaron a mirar aquello que no miraba.

Imagino que cada persona en un momento determinado siente ese despertar de conciencia que le digo yo, y se hace preguntas como quién soy yo? Qué me hace feliz? Cuáles son mis sueños-objetivos? Cómo conseguirlos?.

Las personas que sentimos esto y que nos salimos del camino marcado por la sociedad y queremos otro camino, el que pensamos, ese camino por nuestras baldosas amarillo o dorado, brillante, vemos claro qué queremos, hacia dónde vamos pero se juntan muchos factores; nuestro pasado, baja autoestima, el miedo, la desconfianza, la inseguridad de nuestras creencias limitantes… y se suman con la de nuestros familiares, ese amor que nos trasladan en modo de no queremos que te pase nada, y escucharlos nos pueden desviar más de ese camino, que tened por claro que si lo pensamos es realizable, pero no podemos pretender que los demás nos entiendan, nos respetarán en nuestras decisiones y nos acompañarán en nuestros logros o caídas, pero ahí estarán respetándonos de la forma que sepan.

Fue un proceso positivo navegar al interior de mí, y en muchos momentos pensé que hubiera preferido estar acompañada, pero me reconstruí a mí misma y fue todo un reto y un orgullo. Desde el silencio, la soledad y el aislamiento, pude conseguir encontrarme y aprender a escucharme más aun si cabe y todo ello con paciencia, perseverancia con ilusión y positivos y con recursos y herramientas que me ofreció la coach.

Y empezó mi proceso de transformación desde el interior, aceptando los riesgos que supone el camino de reconocerse, buscarse, y encontrarse. Me encerré en mi crisálida el tiempo necesario, para aprender, sobre mí, sobre muchas cosas… Pasado el tiempo suficiente o más bien necesario, salí convertida en una mariposa y entonces pude salir a volar. Debo decir que no fue un proceso fácil, pero tampoco duro, y siento que no está todo hecho, sigo actualizándome, porque mis sueños crecen, aunque los equilibro con mi realidad.

Logré sanar el pasado de forma autodidacta y acompañada, transformándome, dejé de estar para ser, con actitud a la acción. Esta es mi transformación y mi ejemplo de cómo pasé,  de oruga a mariposa, y como conseguí volar, y como sigo mejorando. Aunque hay épocas que pierdo el polvo de mis alas, tengo la suficiente fuerza y herramientas para recomponerme y salir de nuevo a volar.

Te ocurrirá que cuando has traspasado este proceso de despertar de conciencia, del cambio no hay marcha atrás, y como expresa Silvia Gelices:

Cuando ella se transformó en mariposa, las otras orugas no hablaron de su belleza, sino de lo rara que estaba.

Querían que volviera a ser como antes

Pero ella ahora tenía alas, se sentía en plenitud!



Cuando llegué a la consulta, lo primero que me dijo la psicóloga fue: no tengo bola de cristal ni barita mágica. Aquello me gustó muchísimo, y conectamos y creamos un vinculo que me permitió confiar, y me ayudó a sacar las respuestas que yo buscaba y que tenía dentro de mí, como decía ella; tú eres tu propia experta de lo que quieres. Quién soy y que necesito, soy yo, SOMOS NOSOTROS, cada uno en sí y consigo mismo.

Eso me llevó a reflexionar y empezar mi trabajo interno. Así, ahora soy yo quien con mi ejemplo me permito decir que si estás buscando esa varita mágica que te haga conseguir todo lo que quieres, ya la tienes, siempre la has tenido:

Eres tú! Tú eres tu propia magia, tu própia respuesta.

La magia de la vida, que en muchas ocasiones hablo en este blog, y de la cual creo consiste en creer en mí misma (en ti mismo). Si puedes hacer eso, puedes hacer que cualquier cosa suceda, tomar actitud e ir a la acción. Vaaaale para llegarte a ti, si tú que eres tan escéptico, y esto de la magia que te cuento que es? Pues dicho de otra forma, transforma el “no puedo” por “sí quiero” y conseguirás todo lo que te propongas.

No te limites por lo que has hecho hasta ahora y no le pongas límites a tus sueños. De acuerdo, seguramente es complicado cambiar tu vida, y seguir luchando, por aquello en lo que crees, lo sé, sé de lo que hablo, pero ten presente, que te encontraste con problemas situaciones y circunstancias en tu camino de baldosas amarillas, pero te has fijado que cada uno de esos obstáculos que has superado o no, te han hecho ser quien eres? y te han permitido madurar, has desarrollado habilidades, y aquí sigues, aprendiendo, creciendo y aunque no lo creas siendo la mejor versión de ti mismo?.

Así pues, si todo pasa por algo y lo que no pasa también pasa por algo, no te conformes, busca y alcanza tus sueños. Cree en tus sueños, y no renuncies a ellos, solo tú tienes el poder de hacerlos realidad.

Creemos que solo un número determinado de personas consiguen sus sueños, pero es que tu sueño es tuyo solo tuyo. Tú eres quien te lo arrebatas, si no crees en ti, si te dejas influenciar, y si temes brillar, repito nadie te roba, solamente tú. Es cuestión de trabajar la autoestima, encontrarse, amarse y accionarse, ser uno mismo.

Ser uno mismo, pasa por responsabilizarse de los problemas, no culpar a otros y sobre todo y muy importante, No copies, sé tu mejor versión de ti mismo, deja de mirar a otros y compararte, que solo te lleva a procesos y círculo vicioso en el que el mal virus de la envidia se apodera de ti, y lo ves todo negativo, y así tu alma se envenena. Empieza a valorarte, a mirarte a ti mismo con amor. Descubre en ti tu magia, tus capacidades, tu potencial que hace que seas único y diferente.

Por tanto, cree en ti, sé el protagonista de tu propia vida, sé tú propio libro, que te escribes, reescribes, te subrayas, agregas páginas o las arrancas. No temas ser tu y equivocarte, pues con los errores uno aprende, sé tú mismo el resto de los papeles ya están cogidos.


Esto no lo enseñan en las escuelas eh..., y si trabajáramos más estos aspectos llegaríamos a conseguir tanto conocimiento personal, como cuando uno adquiere conocimientos en una materia, que se siente seguro y experto para realizarse... Pues ahora que llegas a este punto en el que sientes un vacío y sientes que mereces más de lo que tienes y además lo necesitas para ser feliz, es el momento de reflexionar, es el momento de trabajarse de adentro hacia afuera.

Así, imagina por un momento:   y si hoy fuera el último día de tu vida, querrías hacer lo que estás haciendo hoy?.... si tu respuesta es que siempre sientes que te falta algo y estás en un proceso de despertar de conciencia...entonces, cambia, acciónate, puedes ayudarte o permite que te ayuden. Se trata de nivelar, quien eres, que es lo que deseas con pasión y amor, que realidad es la que tienes y trabajar sobre ello. Puedes contar con muchos profesionales en diversas disciplinas, psicólogos, coach, mentores… que te ayudaran y acompañaran en tu despertar de conciencia, para cerrar dolencias, eliminar y transformar tus creencias limitantes y facilitarte herramientas para conseguir tus objetivos y sueños pero sobretodo sacaran de ti lo que llevas dentro, A TI.

Los sueños no tienen fecha de caducidad, así que respira hondo y síguelos! Toma decisiones y serás feliz, vinimos a ser felices. Sal de tu zona de confort, arriésgate y no temas equivocarte y brillar y ser tú, reflexiona y trabaja sobre Quien eres, esto es primordial y fundamental, pues seguramente, anhelas grandes éxitos, y es posible que el darse cuenta de quién es uno y no pretender más ya es felicidad, dicho de otra forma, primero mira todo lo que tienes dentro, poténcialo, y luego ya verás que está ahí la felicidad, eres tú.
De todas formas estático no se construye, y andando se empieza, aunque no se sepa dónde se llegará. Las personas sólo cambiamos de verdad cuando nos damos cuenta de las consecuencias de no hacerlo, entonces que es lo que te lo impide? Solo tú.

No tienes curiosidad por saber qué pasaría si fueras a por tus sueños. Dónde está el miedo a ir a por ellos? Ya viene, ya vienennnnn, la metralleta de Ysis… Y si no es el momento?  Y si te equivocas? Y si …..Y si te sale bien, eh?.

Shhh! Espera que llega el Miedo, mieeeeedo, miedooooo, pues nada, acógelo, porque si recuerdas cada vez que has tenido que cambiar de trabajo, de amigos, de pareja…? O el cambio de estudios a lo largo de tu vida, …la vida son cambios y más cambios… has tenido miedo, seguro te has equivocado, seguuuuro, pero que nos ha aportado el miedo?  Realidad, madurez, así que el miedo es necesario, sin duda, pero ten presente que si el miedo ocupa tu cabeza no dejas espacio para tus sueños…

Recuerda una cosa,  nacimos un día, moriremos otro y mientras tenemos que vivir, que no existir, vivir con todas las letras, con toda la pasión y el amor, y esa es la clave vivir no existir. Para detalle también en lo que tienes y lo que eres, disfrútalo, aprende a valorarlo y vivirlo, a veces, esperamos grandes cosas y como siempre digo no somos conscientes de los pequeños momentos y disfrutarlo con el corazón y con todo el tiempo al completo para SER. Vamos en busca de la felicidad como Dorothy en busca del Mago de Oz y golpea tus talones juntos y repite: Realmente no hay mejor lugar como el hogar ( tu mismo). Sintiéndonos dueños de nuestras vidas, creamos en nosotros, porque si no podemos encontrar el deseo en nuestro corazón en nuestro propio yo, entonces es que nunca lo habíamos perdido realmente, simplemente en un momento determinado no atendimos a él.


Y….en el fondo lo sabemos! no me sirve un no sé o tal vez o quizás, me decía mi psicóloga, en el fondo sabemos lo que queremos…  Pisa fuerte y adelante si lo sientes, guíate por tu intuición, equilibra tu corazón y tu mente, si no lo intentas entonces sí que habrás fallado, a ti, toma partido en tu vida, lo mejor está por venir!

Te sugiero que pongas tu futuro en buenas manos, en las tuyas, pasa a ser el protagonista de tu vida, deja las excusas y céntrate en tus sueños, escúchate y diseña o constrúyete como la persona que deseas ser.

Si algo aprendí, y es lo que he querido transmitir en este post es que soy yo la única responsable y creadora de mí vida, por ello insisto en que no se puede responsabilizar a nadie de nuestras elecciones. Que soy yo la mejor que sabe lo que desea mi corazón, mis objetivos, mis sueños, mis convicciones.

Debo decir que empecé a recibir lo que creía que me merecía. Justo salir de ese proceso, me permitió tener otras prácticas de vida, encontré mi camino que sigo corrigiendo y mejorando día a día. En este camino mío con mis zapatos rojos mágicos( que le digo yo) he podido disfrutar de muchas cosas muy bonitas y positivas; a mi marido, mi actual vida, MI SER, MI YO, es decir mi felicidad, nada extraordinario a los ojos de otros tal y como medido lo extraordinario, pero es que con esto soy feliz, mi secreto es que mis gustos son sencillos pero mi mente compleja, y entonces voy con menos cargas. Deciros que también tuve otras emociones, como el temor a perder lo que estaba recogiendo, pero aplaqué ese miedo, con la misma fuerza y coraje con el que decidí pasar de gusano a mariposa y me dejé llevar, para poder volar y disfrutar.

Cada cual puede elegir su camino. ¿Para qué vives? Cada uno responde en función de sus objetivos, y encontrar la dirección y el sentido de tu vida es un paso fundamental para la definición de tu éxito y es un proceso que si estás dispuesto, vale la pena. Dice un proverbio chino que quien anda con suavidad llega lejos, es decir que voy ligera sin cargas y no dejo entrar piedras en mis zapatos rojos mágicos, y aunque sean de tacón … me permiten ir ligera y libre.

Mientras os explico mi camino de baldosas amarillas doradas y brillantes con emoción y que pueda ser un ejemplo, os digo que estoy haciendo lo que quiero hacer, y soy quien quiero ser, y voy camino de conseguir otro de mis sueños.

Ahora mismo, afortunadamente,  me siento en plenitud. He conseguido parar el runrún continuo mental, y simplemente contemplo la vida sin más, disfrutando sobretodo de los pequeños grandes momentos. He conseguido aceptar e integrar lo que en cada momento me pasa, debo decir que no todo es color de rosa, pero he entendido muchas cosas y como consecuencia he aprendido a vivir desde el amor y la gratitud, en vez desde la queja y la insatisfacción, gracias a todo ese esfuerzo y camino al centro de mí, aunque debo decir que hay días oscuros en mis días de luz, por supuesto y me parece un sueño.

Este es mi ejemplo, tan solo en lo que debes evitar o hacer, haré otro post con algunas herramientas sencillas, mientras recupera al niño que llevas dentro y que se quedó ciego del corazón, ya que lo esencial es invisible a los ojos, y son los niños los que miran con el corazón por eso son ellos de los que podemos aprender a desaprender.


Zapatos Rojos Mágicos arquitectos que se actualizan día a día para ser su mejor versión y vivir mejor!

foto: Anabel Felguera

No hay comentarios:

Publicar un comentario